Home
  • Home
  • Heartbeat – Divos Gays con Julián Almazán / Trolls, haters y zascas en internet.

Heartbeat – Divos Gays con Julián Almazán / Trolls, haters y zascas en internet.

14 marzo 2018


La soberbia es uno de los defectos que más a menudo se confunden con virtud. No es extraño, la sociedad de consumo en la que vivimos se basa en hacernos sentir poca cosa para luego vendernos el producto que hará que nuestra autoestima se ponga por las nubes. Si pones la tele verás como a la vez que todo el mundo habla maravillas de la humildad, al final son las personas que pisotean a los demás las que suelen triunfar.

Un troll es un monstruo arrogante y gruñón que a la luz del día se convierte en piedra. Del mismo modo, si sacas a la luz a un troll de internet, este se quedará petrificado, porque necesita esa distancia, esa oscuridad que dan las redes para molestar e insultar sin sentirse avergonzado. En Twitter o Facebook los likes (o favs) mandan, pero se da el caso de que no es tan rentable ser amable y simpático como lo es ser desagradable e insultante si sabes con quien serlo. Casarle un zasca a alguien te puede meter en el bolsillo miles de likes si a esa persona la odia mucha gente. Por esto, ser un troll es una forma muy efectiva de hacerse publicidad.
Los troles ganan, y ganan porque en el fondo todos somos un poquito troles. Todos tenemos esa pequeña vanidad de aplaudir cuando dejan en ridículo a gente que nos cae mal y de indignarnos cuando atacan a quien nos cae bien. La humildad ha quedado para pedírsela a quien no nos gusta, mientras que lo que esperamos de la gente que nos gusta es que aplaste a todos los demás, si puede ser, en público.

1653838_10151937501893155_1240762833_n


Responder

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *